Una boda en destino puede ser una forma maravillosa para que una pareja comience su vida juntos.

Sin embargo, la preparación adecuada puede significar la diferencia entre un evento memorable y una pesadilla infame.

A continuación, veremos algunas preguntas frecuentes sobre las bodas de destino que pueden ayudarte a crear una aventura mágica y tener así los mejores recuerdos de ese día tan especial.

Y como en todo, el hacer una boda implica una serie de cosas a considerar y en estas condiciones no es la excepción.

Para ayudarte en este proceso, vamos a compartirte las preguntas más frecuentes sobre bodas de destino y así podrás tener un panorama más amplio sobre el tema.

Pregunta #1: ¿A dónde deberíamos ir para nuestra boda de destino?

Tradicionalmente, las bodas de destino se pensaban como asuntos isleños o tropicales, de hecho muchos hoteles ofrecen paquetes especiales precisamente por su gran afluencia en las solicitudes.

Esto lo vemos comúnmente en los hoteles en Acapulco, Cancún y la Riviera Maya, Los Cabos, Puerto Vallarta, etc.

Sin embargo, una boda de destino simplemente significa que estás viajando fuera de casa para casarte.

El destino que elijas podría ser una ciudad o pueblo donde tu familia o antepasados alguna vez estuvieron enraizados, un lugar que siempre quisiste visitar o un lugar que parece ser ideal para tu gran día. Las posibilidades son infinitas.

Pregunta #2: ¿Quién paga el costo?

Es costumbre que la familia de la novia pague la boda. Sin embargo, en los tiempos modernos, muchas parejas están pagando el evento, particularmente si no es el primer matrimonio de la pareja o si la familia no cuenta con los recursos para financiarlo.

Aún así, no importa quién pague la boda, los huéspedes son responsables de sus propios gastos y alojamiento.

Pregunta #3: ¿Cuándo debemos informar a los invitados?

Debido a que se espera que los invitados paguen los costos de viaje y alojamiento, lo mejor es dar la noticia con la mayor antelación posible.

Por lo tanto, no menos de 6 a 8 meses antes de la fecha, debes dar la noticia de la fecha y el lugar, aún cuando no sea a través de una invitación formal.

Estos pequeños avisos simplemente le permiten a los huéspedes potenciales saber del evento para que puedan planificarse en consecuencia.

Además, puedes publicar un sitio web de bodas que describa información importante sobre tu próximo evento. Estos tipos de sitios suelen ser muy simples de armar y pueden ser muy útiles para notificar a los invitados sobre actualizaciones y cambios que puedan ocurrir.

Pregunta #4: ¿Qué deberíamos usar?

Con respecto a la vestimenta, una boda de destino no es diferente de cualquier otra boda.

Si bien la ubicación puede jugar un importante papel, realmente depende del gusto y el presupuesto de la pareja. Algunos optan por mantener un código de vestimenta formal, mientras que otros optan por un atuendo informal en la playa.

Ya sea que quieras corbata negra y faldas, chanclas y pantalones cortos o algo intermedio, la elección es tuya, solo asegúrate de informar a tus invitados sobre el código de vestimenta de forma anticipada.